MÓNSUL: LO DIVINO Y LO TERRENAL

Ya os hemos comentado, que la energía de ese rincón almeriense es parte del combustible de este sueño que es Tizano. Así que no nos pudimos resistir a rendirle nuestro pequeño homenaje, intentando concentrar toda su magia en una de nuestras piezas: el tocado Mónsul.

Tocado Mónsul TizanoSi has estado en Cabo de Gata, ya sabrás que tiene un origen volcánico muy especial y que conforma la parte emergida de una zona volcánica mucho mayor. Habrás visto sus domos, cúpulas, ejemplos de disyunción columnar, brechas autoclásticas, y con suerte has dado con alguna ágata, piedra de la que recibe nombre la zona.

Pero, ¿no os parece que un paraíso así debió ser como mínimo obra de los dioses? ¿Conoces el mito de Venus, Vulcano y Marte? Nosotros vimos clara la relación. Así que aquí os cuento nuestra interpretación mitológica (muy libre) del origen geomorfológico de la zona:

 

Bajo el monte Etna, en Sicilia, Vulcano aviva con ahínco sus fraguas. El Dios del Fuego está enfurecido, ciego de celos, y alienta con fuerza la ardiente lava de sus volcanes.

Han descubierto a Venus, su esposa, yaciendo con Marte en un rincón mágico de Cabo de Gata. Hasta allí hace llegar su trampa para los amantes, urdida con suma delicadeza con hilos salidos de su taller para que no puedan escapar de ella.

Al volver los amantes a su nido de amor, caen en la red de Vulcano, que exhibe a los adúlteros ante el resto de dioses que, en el fondo, mueren de envidia.

 

Si te acercas a Mónsul, puedes ver los finos hilos tejidos por Vulcano, fundidos con el cuerpo de Marte carbonizado en su intento de liberarse. Si apartas sus negros restos, encontrarás a Venus, rosada, bella e hipnótica, lista para resurgir en forma de ágata. Al menos, todo eso percibí yo en mitad de esa playa durante el curso de Patricia Rosales, en el que tuve la suerte de conocer a personas muy especiales.

proceso tocado Mónsul Tizano

En nuestra pieza, tendrás a Venus, sensual, en el crepe satén nude, envuelta en la trampa plateada tendida por su marido. A Marte lo encontrarás, intentando liberarse de esa red, en el encaje de guipur negro. A Vulcano lo percibirás además en la elaboración artesanal de la pieza, que le da esa calidad sutil sello de la casa.

Una pieza cargada de significado, sensualidad y fuerza con la que volvemos una y otra vez a ese “Cabo de ágatas” para llenar tu cabeza de sueños.

¿Te vienes a Mónsul con nosotros?

Isabel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *